madera para construcción soporte plantas

Postes de madera para construcción con punta

Listones de valla clásica

Puerta de valla clásica

Madera para construcción de valla Preri

Características de la madera

La madera para construcción se utiliza mucho ya que es un material que: 

1- Dura en el tiempo y soporta climas extremos pudiendo estar a la intemperie, soportando lluvia, nieve, granizo, intensa radiación solar, fuertes vientos, humedad ambiental, etc. Existen distintos tipos de maderas según la especie botánica que la produce: las que pueden soportar las adversidades sin tratamiento (como la acacia o el olmo) y otras son menos resistentes a los efectos climáticos (como el pino) y necesitan tratamientos para poder resistir el sol, la lluvia, los hongos e insectos xilófagos, etc. Esta protección se puede realizar de forma preventiva (en madera sana), curativa (si la madera está enferma) o de mantenimiento (cada cierto periodo de tiempo). Se puede dar una protección superficial o más profunda.

2- Aporta una sensación térmica agradable ya que su conductividad térmica es muy baja. Es un material que no cambia mucho su temperatura, ni se enfría, ni se calienta en exceso, por lo que por ejemplo para sentarnos en exterior será el material más indicado. En verano no estará ardiendo, por la acción de los rayos de sol, y en invierno no estará frío al bajar las temperaturas.

3- Ofrece muchas posibilidades de modelado para fabricación de elementos para jardín como pérgolas, jardineras, columpios, vallas, mesas, papeleras, bancos, etc.

4- Biomaterial: natural, sostenible, ecológica, reutilizable y reciclable.

5- Aporta confort: suave, blanda, color cálido y relajante y que no se carga de electricidad.

6- Combina perfectamente en todo tipo de ambientes y estilos en jardinería (jardines urbanos o rústicos, modernos o clásicos…).